viernes, 27 de noviembre de 2015

Me acostumbré…

Me acostumbré a caminar a tu lado entre el vaivén de las hojas secas,
Me acostumbré a saborear en cada comida un beso de tu boca fresca,
Me acostumbré a inhalar tu aliento mientras duermo en tus brazos envuelta.

Me acostumbré a hablarnos de amor hundiéndonos en miradas inquietas,
Me acostumbré a terminar las noches con el susurro de tus frases traviesas,
Me acostumbré que a tu lado la vida se construye con detalles y no con falsas promesas.

Me acostumbré a sentir tus tibios dedos resbalando entre mis piernas,
Me acostumbré al perfume de tu sudor y el mío inundando nuestra pieza,
Me acostumbré a la locura de amarte sin el paso del tiempo bajo la luz de las estrellas…  


No hay comentarios:

Publicar un comentario