lunes, 10 de noviembre de 2014

Te tengo

Te tengo en una gota de agua que resbala lentamente y provoca más sed,
en un espejo que proyecta tu imagen jugando a desaparecer.

Te tengo a través del tiempo en regresiones de una realidad perdida,
en un día de ayuno y en la noche enmudecida.

Te tengo en lo frágil de la esperanza que soporta lo indescifrable;
en un suspiro amordazado, en medio del llanto incontrolable.

Te tengo en el aroma de una triste flor dormida,
en un puñado de arena entre mi mano oprimida.

Te tengo en la memoria de un niño que juega a no perder,
en un grito a media voz pidiendo a tus brazos volver...


2 comentarios:

  1. Desgarrador sentimiento de ausencia. Me ha llegado y mucho.Gracias por compartir

    ResponderEliminar